jueves, 1 de diciembre de 2011

La Espiral: Uniendo pueblos a golpe de pedal

Tal día como hoy de hace dos meses (1 de Octubre) nos dispusimos unos amigos y yo a realizar una ruta bastante peculiar. Peculiar no por su trazado, si no por los motivos que nos llevaron a hacerla.

Semanas antes, un amigo (Txapa) el cual participa en una web/foro sobre rutas ciclistas, cicloturismo y demás llamada Rodadas.net, nos propuso formar parte de un proyecto que se fundó allí, llamado La Espiral.
Este proyecto, del cual podéis informaros aquí, consiste en dar la vuelta a España en diferentes etapas de forma cooperativa entre los distintos miembros de esa comunidad. En este caso, nosotros fuimos os encargados de realizar la etapa Burgos-Palencia, donde otro miembro recogería el testigo.
Que hablando de testigos, en este singular proyecto, el testigo era físico, ya que se trataba de un reno de peluche llamado L el cual como podéis ver nos acompañó a lo largo de todo el viaje en un asiento de excepción.
Hechas las presentaciones, volvemos al día 1 de Octubre por la mañana, en el que nos dispusimos a realizar la ruta hasta Palencia.
Decidimos que lo mejor y para no tener que ir por carretera, sería aprovechar el trazado del Camino de Santiago, por el cual coincidimos con gran cantidad de peregrinos rumbo a Santiago de Compostela.
Por el camino, gran cantidad de anecdotas sucedieron, desde paradas a ver curiosos monumentos, paradas a beber agua de dudosa calidad, fotos con estatuas de labriegos, persecuciones a otros grupos de ciclistas, cuestas de las que te hacen echar los higadillos y muchas más a medida que íbamos pasando por muchos de los pueblos de las provincias de Burgos y Palencia como Tardajos, Hontanas, Castrojeriz, Boadilla del Campo o Fromista.
En Fromista precisamente terminó nuestra primera parte del recorrido y donde también hicimos un merecido alto para comer, ya que el día fue de un calor sofocante.
Una vez comimos, descansamos y nos refrescamos, comenzamos la segunda parte de la ruta, la cual nos llevaría hasta Palencia siguiendo la pista paralela al Canal de Castilla, el cual pasaba por Fromista y aprovechamos a tomar. A medida que avanzábamos el calor iba remitiendo y la sombra de los árboles que rodeaban el canal ayudaron a seguir con fuerzas el resto del viaje.
Pero no siempre seguir un río o un canal, como es el caso, te sirve completamente de guía, ya que a punto estuvimos de perdernos cuando apenas nos quedaban 20km para llegar a Palencia. Con un poco de suerte, algo de intuición, la ayuda de dos paseantes y un gps de móvil que casi no pillaba señal, conseguimos volver al buen camino.
Pasados este apuro, llegamos al punto en el que debimos separarnos del Canal de Castilla y pisar la carretera de nuevo, la cual ya nos llevó directamente a la ciudad de Palencia.

Una vez allí, nos despedimos de L al cual entregamos al siguiente relevista, cargamos las bicis en el coche de un amigo y nos sentamos a esperar al tren de vuelta junto la bien merecida cerveza de la victoria.

Al final, unos 108km en un tiempo aproximado de 8 horas contando paradas de todo tipo.
En definitiva, un gran día, que esperemos poder repetir otra vez.

Os dejo el mapa con la ruta realizada.

Ver Burgos-Palencia en un mapa más grande

5 pedaladas:

¡108 kilómetros, interesante iniciativa! Felicidades a todos, pero sobretodo al dueño de la BH Nebraska, eso si que es amor por su bici, menos de 15 años no tiene esa bici.

El dueño de la Nebraska puedo asegurarte que un poco más y no llega, la falta de suspensión y el camino de zahorras de todo el trayecto le obligaron a hacer un cambio de bici con otro colega durante unos kilómetros porque tenía el cuerpo doblado de tanto traqueteo.

Pero llegó y otros 15 años más de Nebraska que le quedarán.

Muy chulo tu blog! felicidades... ciclista!

Por si fuera interesante o útil para ti o para los lectores de tu página web, tengo publicado el siguiente blog:
http://plantararboles.blogspot.com
Se trata de una guía breve y práctica para que los amantes del campo y la montaña podamos sembrar/plantar árboles, casi sobre la marcha, aprovechando las semillas que nos dan los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.

Salud,
José Luis Sáez Sáez

Publicar un comentario

No te quedes solo con leer, comenta, COMENTA, ¡COMENTA!