domingo, 2 de agosto de 2009

Vía Verde (Santander-Mediterráneo) Burgos-Cojobar


Tras mucho tiempo queriendo ir, por fin he podido hacer el recorrido de la Vía verde Santander-Mediterráneo, más concretamente el tramo acondicionado entre Burgos y Cojobar.

Es un buen paseo de 14km, sin cambios bruscos de pendiente y nula dificultad (salvo que se presente el viento). Es una vía para ir tranquilo, ir observando el paisaje, pararse en las mesas y fuentes que hay a lo largo del recorrido y admirar el túnel que hay a mitad de recorrido.


El primer tramo comienza casi al final del Parque Europa, con camino asfaltado, que poco más tarde da paso al terreno de grava. Durante los 4km que hay hasta Cardeñadijo se pueden ver varias "áreas de descanso" con mesas, bancos y fuentes, así como nueva plantación a los bordes del camino.


El segundo tramo tiene una longitud bastante similar a la del primero, unos 4km, y transcurre entre Cardeñadijo y Modubar de la Emparedada.
En este tramo podemos encontrar bastante señalización sobre las Vías verdes, las normas de seguridad a la hora de circular por ella, etc.
Poco antes de llegar a Modubar, nos encontremos con un túnel de 600m de longitud que tuvo que ser construido para que el ferrocarril pudiera atravesar un gran desnivel sin desviarse excesivamente de su ruta.
Dicho túnel no tiene iluminación artificial, pero en días soleados se tiene una visibilidad suficiente. De todas formas es recomendable llevar una luz por si el día está nublado ya que es posible que en la parte central del túnel se pierda casi por completo la visibilidad.
Aún así, atravesar un túnel con la bici casi a oscuras es una sensación bastante excitante.


Una vez llegamos a Modubar, comienza el tercer y último tramo, el que va a hasta Cojobar y que tiene 6km de longitud. En este tramo, seguiremos viendo mucha señalización y vegetación tanto a los lados como en el propio camino.


La Vía Verde acondicionada para su uso acaba en Cojobar, pero pocos metros antes hay un ramal que lleva hasta el Jardín Europeo, un parque que cuenta con gran número de especies vegetales, un lago artificial, un centro de interpretación del jardín e incluso aparcabicis.

En definitiva, la Vía Verde es una ruta que cualquiera puede hacer, sin dificultad, a tu ritmo, sin peligro, ya sea en bici, corriendo o andando y por el que se puede llevar a los más pequeños sin peligro.
A ver cuando siguen ampliándola, porque se hace corta y te deja con ganas de disfrutar más de ella.


Ver Vía Verde Burgos-Cojobar en un mapa más grande

7 pedaladas:

un futuro lógico no sería prolongar esta "vía verde" sino recuperar el ferrocarril con Soria.
Disfrutar de la bici está muy bien, pero no a cambio de ser excusa para cargarse los ferrocarriles.
Un saludo

vía verde Burgos -Cardeñadijo - Modúbar - Cojóbar

www.modubar.com

Arlan, como bien dices es bastante lamentable que Burgos no cuente con un servicio ferroviario hasta Soria y viceversa, pero también debemos tener en cuenta la triste historia de ese ferrocarril Santander-Mediterraneo que nunca llegó a funcionar para lo que estaba planeado.

Quizá han pensado que lo mejor para tapar ese fiasco es una vía verde, eso si, coincido en que no es muy lógico cargarse el tren... pero parece que la dirección ya está tomada.

Yo seguiría para Humienta. Es muy bonito, está en pleno crecimiento y hay un precioso encinar. Además si pinchamos, hay bus de regreso :)

 Bicicleta ultra-plegable

Tan plegable tan plegable, que cabe en el espacio que hay dentro de las ruedas, de modo que su tamaño es de un círculo de 26 pulgadas, casi literalmente. Es un invento de un joven de 24 años que como no encontró la bicicleta plegable perfecta, decidió construírsela.

Hacer la vía verde BURGOS - MODÚBAR - COJÓBAR andando es una aventura excitante. Os lo recomiendo. Webmaster de www.modubar.com

PARA ARLAN:NADIE VA A DISFRUTAR DE LA BICI A CAMBIO DE CARGARSE UN FERROCARRIL,ESTAS MUY EQUIVOCADO O RERESNTIDO,CONSITE EN UTILIZAR UNA OBRA EN VEZ DE DEJARLA A SU SUERTE.SALUDOS

Publicar un comentario

No te quedes solo con leer, comenta, COMENTA, ¡COMENTA!