martes, 21 de abril de 2009

Huelga de cadenas caídas


Ayer fue un día raro, y no digo raro porque fuera malo para andar en bici, ya que el sol brillaba, no había nubes y la temperatura era agradable.
Digo raro porque me sucedió una cosa muy curiosa, fue el día que más cadenas he tenido que colocar en mi vida.

Tras un agradable camino hasta la Escuela Politécnica Superior siendo las 10:30 de la mañana, al ir a dejar mi bici en los aparcabicis con forma de U invertida de la escuela... zas!, cadena al suelo. Es lo que tienen las bicis, la coloco, me limpio la grasa de las manos y me voy a mis quehaceres.

Unas tres horas mas tarde, tras haber cumplido con mis obligaciones, me dirijo al aparcabicis para marcharme, y cual es mi sorpresa cuando tres chicas (que luego descubriría que eran portuguesas de Erasmus) que están en el aparcabicis de al lado me piden ayuda porque se les ha salido la cadena de una de sus bicis. Las bicis que llevaban son las de BICIUBU, el sistema de préstamos de bicicletas de la UBU para los alumnos, unas amarillas que seguramente habréis visto por la calle.
Dichas bicis, llevan un cubre cadenas que hizo bastante más complicada la operación, pero al final tras unos minutos conseguí ponerla en su sitio, me limpié la grasa de las manos, me despedí y me fuí.

Pero como no hay dos sin tres, llegado ya a casa y cuando me disponía a colgar la bici en el garaje... zas! cadena fuera de nuevo. Ya miré hacia los lados para ver si había alguien de un programa de cámara oculta detrás mío, porque aquello no era ni medio normal.
Así que tuve que limpiarla, colocarla y engrasarla bien para que no volviera a suceder.
Hoy ya no me ha dado problemas.

Que cosas tienen las bicis oiga.

0 pedaladas:

Publicar un comentario

No te quedes solo con leer, comenta, COMENTA, ¡COMENTA!