lunes, 13 de abril de 2009

Después de la fiesta... resaca


Si la fiesta es buena, normalmente la resaca del día siguiente también lo es.
Tras un parón de más de una semana por las vacaciones de Semana Santa y algún que otro evento que ya os contaré en unos días, volvemos a la normalidad de siempre, y que mejor que empezar denunciando y montando gresca.

Así es como luce sábados y domingos por la mañana un pequeño circuito cercano al circuito de Fuentes Blancas del que ya hablamos en su día.
Por lo visto es uno de los puntos de reunión de la muchachada para hacer botellón el fin de semana. Bien es cierto que lo hacen a lo largo de todo el Paseo de la Quinta y Fuente Prior, pero este punto en concreto parece uno en los que se concentra mas la txavaleria.

No voy a ser un hipócrita, primero porque no tengo nada en contra del botellón ya que lo he hecho y sigo haciéndolo esporádicamente obligado por los precios/calidad de los bares locales, pero lo que siempre me ha tocado la moral es que el botellón siempre vaya unido a la suciedad.
No comprendo por que el hecho de beber en la calle signifique dejarlo todo hecho un asco con bolsas, botellas, cascos y cartones por todos lados.
No cuesta nada ir a un contenedor y depositarlo allí, ya no te digo que recicles, pero pro lo menos no dejes uno de los sitios más bonitos de Burgos hecho una mierda.

Ahí lo dejo aunque podría estar horas escribiendo sobre el tema, pero las palabras se las lleva el viento y el próximo fin de semana todo seguirá igual.

4 pedaladas:

Esto me recuerda a las "Fotos Denuncia" que se cuelgan en los periódicos. Quizás si la colgaras en el Diario de Burgos tuviera más alcance (aunque sólo sea para ver aparecer a los locales de vez en cuando por allí).
En Salamanca siempre están buscando los corros de botellones en la calle. Hay además una plazuela con una iglesia, donde todos se sientan con el calor en los muros de la iglesia. Alrededor hay bares y de nada te sirve estar con un vaso de cachi recién sacado del bar. Por lo general, la plaza reúne a los del botellón que vienen con las bolsas del súper y a los que compran la bebida en los bares de la plaza.
A mí me han levantado de allí varias veces, sin pedir carné, sólo aparecen los locales y todo el mundo se pone de pie, no paran a nadie. Muchos se dejan el alcohol en el suelo y ellos lo confiscan, pero por lo general la plaza suele quedar limpia.

Exacto, el problema no es hacer botellón, el problema es dejarlo todo hecho una guarrería.
Si todo el mundo se comprometiera a recoger sus botellas y demás, se podría hacer botellón hasta en la plaza mayor.
No te digo ná y te lo digo tó.

Hola Montxo
Totalmente de acuerdo con tu comentario. Ese es el verdadero problema , no el botellón propiamente dicho.Es decir, las consecuencias del botellón, el parral ídem de ídem, fiestas varias.
Saludos
Fuen

Publicar un comentario

No te quedes solo con leer, comenta, COMENTA, ¡COMENTA!