sábado, 7 de marzo de 2009

Por debajo del puente


El puente del ferrocarril a su paso por el río Arlanzón, es uno de esos sitios por el que todo burgalés puede decir que ha pasado, aunque solo sea una vez, ya fuera a pie o sobre dos ruedas.

Es la separación tangible entre la ciudad y la naturaleza, antes de pasar bajo el, puedes ver los edificios en la ribera izquierda del río, pero tras pasarlo, solo se ve la playa, el río, los árboles, los paseantes y también a los ciclistas.
Raro será el ciclista que no ha pasado por debajo alguna vez, pegado al lado derecho, pudiéndote encontrar la sorpresa de que otro ciclista viene de frente o que un paseante despistado ha invadido esa zona o incluso pasar rozando con la cabeza el tablero del puente.

Y a pesar de que a dicho puente se le recuerde también por recientes tragedias relacionadas con el tren, yo por mi parte lo recordaré como uno de esos sitios por donde di mis primeras pedaladas.

6 pedaladas:

Montxo y que sigas dando muchísimos para luego contarnoslos en este excelente blog. Un saludo
http://blog80burgos.blogspot.com/2008/12/recuerdos-de-un-tren-y-un-puente-su.html

Un sitio que está en los recuerdos de todos. Un abrazo.

Más de un coscorrón ha habido en este paso. Id con cuidado.

Alli casi me pilla una bicicleta al graba esto http://brgs.es/burgos/05/un-paseo-por-la-quinta-y-fuentes-blancas/

mítico ese puente-sorpresa. yo aprendí a montar en bici un poco más atrás, en suelo empedrado y fuí un duro aprendiz para desgracia de la espalda de mi padre.

Buen artículo Blogochenta. Y si, muy mítico el puente, tanto por el factor sorpresa como por la cantidad de gente que se podía concentrar cruzando a la vez.
Ah y brgs.es, cuidado para la próxima, que si que es un punto negro como quien dice, y si alguna vez sacas las tomas falsas de los vídeos, lo veremos.

Un saludo a todos

Publicar un comentario

No te quedes solo con leer, comenta, COMENTA, ¡COMENTA!