jueves, 12 de marzo de 2009

Aparcando con riesgo

Desde hace unas semanas y por temas estudiantiles vengo usando este aparcabicis cada dos o tres días. A simple vista parece un buen sitio para estacionar, no parece peligroso, su ubicación no es mala, no hay excesivo peligro de robo... pero un mal más grande lo acecha.

El edificio del fondo es el problema, y seguramente muchos ya sabréis de lo que estoy hablando: La Temida y Tenebrosa Delegación de Hacienda.

Espero no ser pájaro de mal agüero, pero me da cosica dejar algún bien cerca de las manos de Hacienda, no me fío de eso de que "Hacienda somos todos", porque bien es sabido que somos todos pero algunos lo son más que otros.

Yo de momento intentaré no llamar su atención, no vaya a ser que se lo tomen muy al pie de la letra y se acaben repartiendo mi bici por piezas.

3 pedaladas:

Como usuario de aparcabicis, ¿cómo te gusta que sean?

No me digas lo que sientes al acercarte a Hacienda: yo vivo justo al lado y no se me borra esa misma sensación.

Mucho cuidado pues Pablo!

Anónimo, para mi gusto y creo haberlo dicho ya alguna que otra vez, los aparcabicis que más me gustan de nuestras calles, son los que son como el de la fotografía, los de "U" invertida.
Los prefiero más que nada, porque te permiten encadenar la bici por bastantes sitios: rueda delantera, cuadro, rueda trasera...
Los de solo rueda delantera nunca me han gustado.

De todas formas si un día me animo igual hago una comparativa de los aparcabicis de la ciudad.ç

Un saludo

Publicar un comentario

No te quedes solo con leer, comenta, COMENTA, ¡COMENTA!