lunes, 19 de enero de 2009

Blanco Madrid


Desde allí me llega esta fotografía del pasado martes de nieve, donde una incauta bicicleta naranja (quizás sabía lo de la nevada y se puso ese color para ser más visible) sigue aferrada a su farola, por mucha nieve o temporal que haya.

Sin duda será la nevada más gorda que haya visto "naranja" en Madrid, aunque a decir verdad, las nuestras tienen la suerte (o no) de haberlas visto mayores, y lo que es mejor, haber sobrevivido a ellas.

De todas formas entre tu y yo, que se que me lees: los madrileños son un poco lloricas.
Me parece muy bien que no estén acostumbrados a la nieve, pero fue bastante exagerado lo que pudimos ver en todos los telediarios, ni que fuera un tsunami oiga.

Ya me gustaría verlos aquí cuando cae una de las gordas.

2 pedaladas:

Estuve por el Norte y en Burgos a principios del siglo XX.
Desde luego no fue en esta epoca del año cuando teneis nieve, sino con tiempo mas benigno, aunque a veces por ir en bicicleta fuera incluso sofocante.
Os mando una nota sobre mi libro con ilustraciones que hice en aquel entonces y aparecio en el New York Times.

Edgar Wigram
on a bicycle through various parts in the north of Spain

AN account is given in the latest volume in the series of colored picture books bearing the imprint in this country of the Macmillan Company and dealing with "Northern Spain," of the travels of Edgar T.A.

Este libro lo ha digitalizado la Universidad de California, en la pp.266 podeis empezar con la descipcion que hice de Burgos, asi como las ilustraciones a todo color.

Curioso, muy curioso. La verdad es que tanto la historia del libro como las ilustraciones merecen la pena.

Un saludo.

Publicar un comentario

No te quedes solo con leer, comenta, COMENTA, ¡COMENTA!