domingo, 9 de noviembre de 2008

La señal de la discordia

Desde que se construyeron los nuevos tramos del carril-bici hace ya casi 2 años, aparecieron de la nada señales como la que veis en la imagen, colocadas en los tramos de carril que transcurren por encima de la acera, la acera-bici que llamo yo.

La verdad es que se te queda cara de tonto al leerla, menuda incongruencia se han cascado y se quedan tan anchos. Si la acera es para los peatones y el carril-bici también, ¿por dónde van las bicicletas? Podréis decir:
por la calzada; muy bien, pero como ya comenté con anterioridad la convivencia automóvil-bicicleta en la calzada no es la mejor, y salvando las diferencias con ciudades más caóticas como Madrid.

Ni que decir que la comunidad ciclista no se lo tomó a bien y así lucen estas señales hoy día: manchadas, con pegatinas por encima, dobladas....




En cambio hay otras en las que el colectivo ciclista de la ciudad incluyó una sutil modificación que cambia radicalmente el sentido de la frase, dejándola como quiero pensar que quería dejarla nuestro querido Ay-untamiento.

Pero aún así, lo que queda claro es que siguen poniéndose trabas a los usuarios del carril-bici, aunque sea escudándose en señales sin sentido.

2 pedaladas:

Esa señal hace que uno se plantee cuál es la diferencia entre carril bici y acera. (Color del pavimento aparte). Interpretándola al pie de la letra, ninguna.

Sería como que en las piscinas en una calle habilitada para el nado rápido pusieran otro cartelito que matizara que ...si bien tienen preferencia los que naden lento y por la izquierda en el sentido de la marcha...

Gran foto la de la niebla.

hahaha si si, muy parecido.
La verdad es que nunca dejarán de sorprendernos con su ineptitud.

Publicar un comentario

No te quedes solo con leer, comenta, COMENTA, ¡COMENTA!